PALABRAS, SOLO PALABRAS

      Comentarios desactivados en PALABRAS, SOLO PALABRAS

Cada vez que veo las interminables listas de vocabulario que inundan los cuadernos de algunos de mis alumnos siento un ligero repelús y es que yo, como estudiante de lenguas, no puedo concebir el vocabulario como algo independiente  de un texto, de un discurso, por eso rara vez hago clases monográficas de vocabulario. Pero lo cierto es que soy consciente de que estoy proyectando mi manera de aprender en la forma en la que doy mis clases y aunque creo que  la adquisición y uso de vocabulario no ha sido nunca un problema para mis estudiantes, es evidente que existe una especie de necesidad psicológica en ellos de sentir de manera evidente, concreta y casi diría física que están aprendiendo VOCABULARIO y no importa que probablemente sea uno de sus puntos más fuertes , si no hacen ejercicios de vocabulario específicamente, no llegan a estar cómodos  y confiados con su aptitud.

Por eso el pasado mes de septiembre preparé una actividad para revisar el vocabulario que vimos en el curso de nivel A1 que cubre sus necesidades de “practicar las palabras” y las mías de que las incluyan dentro de un marco más amplio, aquí os la dejo.

NIVEL: A1

DURACIÓN: 1 hora 30 minutos

OBJETIVOS:

DESTREZAS:

AGRUPAMIENTO: Dos grupos o equipos

MATERIAL: Fichas, blu tak o celo

1.- Para presentar el juego preguntamos quién sabe jugar al dominó y si pueden explicarlo al resto de la clase.  Si no, nosotros explicamos la mecánica y  que nuestra carrera de definiciones se basa en este juego solo que en vez de unir dibujos de puntos que simbolizan números, vamos a unir palabras con sus definiciones.

2.- Mostramos la primera tarjeta , que es la de la definición y la pegaremos en la superficie asignada a cada equipo. A continuación damos el resto de fichas bien mezcladas  a los equipos para que continúen la cadena hasta pegar la última ficha  que es la que contiene la palabra CRUCERO.

3.- Cuando el primer equipo haya terminado, pararemos la carrera y procederemos a comprobar que la cadena es correcta leyendo las definiciones y haciendo especial énfasis en las estructuras empleadas para definir: Objeto que sirve para,….es una forma de…., es un alimento…..

4.- A continuación pedimos a los equipos que piensen en 10 palabras y las definan.

5.- Por turnos, cada grupo lee una definición a otro equipo, que en un tiempo determinado debe acertar la palabra definida. Después, el otro equipo hará lo mismo. Ganará el equipo que acierte más palabras.

  • Esta última parte puede sufrir variaciones según el grupo. Así por ejemplo, podemos darles las diez definiciones y dejarles un tiempo para que descubran a qué palabras se refieren. Ganará el equipo que adivine más palabras. También se puede permitir, o no el uso de los diccionarios o del manual

 En general la actividad ha funcionado muy bien, especialmente en los grupos de occidentales que suelen ser muy competitivos, pero lo más importante es que además de fijar el vocabulario estudiado, han adquirido herramientas para definir, lo que en niveles tan bajos es un plus de confianza y seguridad y esto es , al final lo que buscamos: que se lancen al mundo y se comuniquen.